Menudo portento tenemos entre manos.